Migas Extremeñas

Migas Extremeñas

7 diciembre, 2016 0 comentario

Una receta de Migas Extremeñas para iniciar mi aventura con este blog.

Le he dado muchas vueltas y he estado pensando cuál sería la primera receta con la que comenzar el blog, y después de mucho pensar he decido que la primera receta debía ser de mi tierra, Extremadura.

Hay muchas recetas Extremeñas, pero quizás una de las más conocidas sean las Migas Extremeñas, una receta que tiene muchos años, y muchas variantes. Hay recetas que añaden pimiento, otras panceta, y en la zona de Cáceres, es muy habitual que se cocinen con pimentón de la vera.

La historia de este plato proviene de cuando los pastores iban a pastar con las cabras, y se quedaban a dormir en la Sierra. Para aprovechar el pan duro, hacían las migas en el caldero. Las migas, se las comían a medía mañana y así tenían fuerzas para aguantar todo el día.

Espero que os guste.

Migas Extremeñas

Serves: 4 Prep Time: Cooking Time:

INGREDIENTES

500 gr de pan, mejor si es duro.
1 pimiento rojo.
1 pimiento verde.
250 gr de panceta.
4 o 5 dientes de ajos.
1 cdta de pimentón de la vera.
Chorizo.
Agua.
Sal.
Aceite de Oliva.

ELABORACIÓN

  1. Cortamos el pan en trozos pequeños y, los reservamos en un cuenco grande, los humedecemos ligeramente con un poco de agua y sal. No hay que empaparlos, solo necesitamos que se humedezcan.
  2. Ponemos un poco de aceite de oliva en una cacerola grande y añadimos los dientes de ajo enteros y el pimiento rojo y verde, que previamente hemos picado. Los sofreímos unos minutos hasta que los pimientos estén blandos. Cuando los pimientos estén tiernos, los retiramos de la cacerola junto con los dientes de ajo y los reservamos.
  3. Ponemos la panceta troceada y la freímos hasta que este dorada, añadimos el chorizo junto con la panceta. Retiramos y reservamos. Eliminamos gran parte del aceite de la cacerola dejando solo un poco. Echamos en la sartén el pimentón y removemos rápidamente durante unos segundos. Es importante que el pimentón no se queme.
  4. Añadimos los trozos de pan y comenzamos a cocinarlos, removiendo para que se vayan formando las migas. Si ves que el pan se queda muy seco podemos añadir un poco de agua.
  5. Cuando el pan se vaya separado en migas pequeñas, incorporamos todo lo que hemos reservado y removemos. Hay quien las acompaña con un huevo, eso va al gusto de cada uno.

TAMBIÉN TE GUSTARÁ

Deja un Comentario